CONSEJOS EQUIPO

Prevención de lesiones: Mimar a tu bicicleta

Es posible que ciertas lesiones esten muy relacionadas a la falta de mantenimiento de tu bicicleta. A continuación las principales razones:

 

1.    Aplica a ciclistas amateur: La mayoría de los ciclistas en el mundo no son de élite ni de competencia, son sólo entusiastas del ciclismo. Éste es el tipo de ciclistas que más tiende a poner de lado el correcto mantenimiento de su bicicleta.

2.    Caídas y fracturas: Existen dos tipos de lesiones preponderantes en ciclismo: por sobreuso y por traumatismos. Las lesiones por traumatismos o por caídas/impactos suelen ser más severas en el ciclismo debido a su relativa alta velocidad, y son el tipo de lesiones a las que somos más propensos si no le damos el cuidado apropiado a nuestra bici.

3.    Puede requerir conocimiento especializado: Lesiones por sobreuso en el área lumbar, cuello y extremidades también son posibles por no alinear bien la bicicleta, y los estándares más rigurosos de alineación son un conocimiento reservado por costumbre para especialistas y quienes se toman el ciclismo muy en serio.

4.    Dificultad para diagnosticar: Dado que los altos estándares para asegurar buena postura con la alineación de la bicicleta son conocimiento especializado, una lesión por sobreuso por mala alineación de la bicicleta es algo que difícilmente un traumatólogo vaya a diagnosticar. Aunque se puedan prescribir protocolos correctos de rehabilitación para una lesión lumbar, cervical o iliotibial, por ejemplo, persistir en una mala postura durante el ciclismo sólo perpetúa la lesión.

¿Qué llamamos un ‘alineamiento correcto’ de la bici?

            El doctor Víctor Lun (2017) ofrece la siguiente lista para hablar de alineamiento correcto:

  • Ajustar con propiedad la altura y la posición de adelanto o retroceso del sillín.

  • La colocación de las calas.

  •  La flotación de los pedales.

  • El alcance sillín-manillar (es decir, el reach o distancia horizontal entre el extremo frontal del sillín y el centro del tubo de dirección en su parte más elevada).

  • La posición del manillar.

  • Las manetas de freno.

Los métodos para ajustar la bicicleta pueden incluir fórmulas, escáneres láser, ajuste dinámico, tan bien como análisis bidimensional y tridimensional del movimiento.

El ajuste de bicicletas o bike fit puede parecer más un arte que una ciencia ya que cada método tiene sus pros y sus contras, y que la calidad del ajuste depende del técnico que lo realice.

Con esta larga lista de requerimientos no queremos asustar al lector pero sí recordarle que la correcta alineación de una bicicleta y su mantenimiento pueden requerir el asesoramiento de un especialista, sobre todo para quienes se inician apenas en esta actividad.

Una alineación sub-óptima puede llevar a diferentes tipos de tendinitis en las extremidades, síndrome de la banda iliotibial y dolores que se pueden volver patologías a nivel cervical y lumbar.

Un pequeño apéndice sobre los cascos

Queremos concluir este primer artículo sobre prevención de lesiones agregando unas estadísticas sobre el beneficio de usar uno de los pocos equipos de protección común en los ciclistas, el casco (Lun, 2017):

“Incluso fuera de competición se ha demostrado que usar casco reduce entre un 75% a un 88% el riesgo de lesiones cefálicas, daño cerebral y traumatismo craneoencefálico en todos los grupos de edad estudiados. Además, el casco ofrece un efecto protector del 65 por ciento frente a lesiones de la región superior y media del rostro.”

Y en cuanto a los cascos con diseño de tecnología de protección frente a impactos multidireccionales (MIPS), “Se ha demostrado que, en caso de impacto oblicuo, los cascos provistos de tecnología MIPS reducen las fuerzas rotacionales sobre la cabeza en un 30%, lo cual puede atenuar más la gravedad de una posible conmoción cerebral.”


COMPARTIR:   

Articulos Relacionados